Fundación IMOR cuenta con tratamientos del cáncer de hueso que describiremos a continuación. En primer lugar, queremos nombrar algunos de los casos y tipos de cáncer más comunes en los huesos y, a continuación, en las partes blandas.

Tumores malignos en los huesos: casos

Existen tumores benignos y no cancerosos en los huesos, aunque nos centraremos en aquellos que sí contienen células cancerosas. Existen distintos tipos de tumores en los huesos, que no se deben confundir con algunos tumores que provienen de los tejidos blandos (muchos de ellos se confunden o se confunde su procedencia). Por eso, vamos a hablar, en primera instancia, de algunos de los tipos de cáncer más comunes que se originan en los huesos y que contienen células cancerosas. Y, posteriormente, hablaremos de sus tratamientos.

cáncer de hueso y partes blandas

Osteosarcoma

El más común, tiene su origen en las células óseas. Afecta a todas las edades, aunque con más frecuencia aparece en personas jóvenes. Las zonas del cuerpo donde con más recurrencia se desarrolla el osteosarcoma son la cadera (pelvis), brazos y piernas. En Instituto IMOR contamos con tratamiento para el osteosarcoma.

Sarcoma de Ewing

Tras el osteosarcoma y junto con el condrosarcoma, es el cáncer de hueso más habitual. El nombre se debe al médico que lo detectó y lo describió a principios del siglo XX. Suele afectar a niños, adolescentes y, en general, personas jóvenes, afectando a los huesos más largos de los brazos o las piernas, pudiendo aparecer en otras zonas como la cadera o pelvis, omóplatos, costillas... Al estudiarse en la sociedad americana, se descubrió que afectaba más a personas de raza blanca que a otras razas.

Condrosarcoma

El segundo cáncer óseo más habitual, con más factores de riesgo en personas mayores (igual de habitual en hombres que mujeres). Tiene su origen en los cartílagos.

Cordoma

Como ya comentábamos en líneas anteriores, existen tumores en los tejidos blandos que suelen confundirse con un cáncer de huesos. Es el caso del fibrohistiocitoma maligno, que en la mayoría de los casos se origina en los tejidos o partes blandas, aunque también puede darse en los huesos. Igualmente, el fibrosarcoma también se origina y se desarrolla con más frecuencia en las partes blandas que en huesos, y al propagarse puede afectar a los huesos de los brazos, piernas o mandíbula. Puede consultar la información sobre otros tumores en los tejidos blandos en la web de la Sociedad Americana contra el cáncer.

Tratamientos

  • Cirugía.
  • Quimioterapia.
  • Radioterapia: radioterapia 3D, radioterapia de intensidad modulada (IMRT).
  • Metástasis óseas: IMRT o Radioterapia Esterotáxica Fraccionada Corporal (SBRT).

Dependiendo del diagnóstico, tras los pertinentes estudios clínicos aplicaremos uno u otro tratamiento. Si cree que puede tener síntomas que indiquen la presencia de un tumor en los huesos o en las partes blandas, consulte con nuestros profesionales.

Contacte con Instituto IMOR

Instituto IMOR está formado por un equipo de profesionales médicos especializados en el diagnóstico, investigación, atención médica y lucha contra el cáncer óseo y de partes blandas, así como tratamientos para otros tipos de cáncer. Contacte con nosotros para recibir información sobre nuestros tratamientos.

logos mutuas imor
logos mutuas imor
logos mutuas imor
logos mutuas imor