Los implantes permanentes de semillas son una forma de braquiterapia intersticial de baja tasa de dosis. El isótopo empleado es el Yodo-125. Estas pequeñas semillas (1mm x 5mm) son insertadas en la próstata, donde quedan de por vida mientras decaen radiactivamente.

Los implantes permanentes de semillas son empleados como monotratamiento en los casos de tumores de próstata que tengan una alta probabilidad de estar limitados a la próstata, sin necesidad de combinarlo con radioterapia externa ni hormonoterapia. Los implantes permanentes son ideales en estos casos, ya que se realizan en régimen de hospital de día, siendo dado de alta el paciente al cabo de unas pocas horas de haberse realizado la operación de cirugía, el implante.

Braquiterapia de próstata con semillas de I-125 Braquiterapia de próstata con semillas de I-125
Braquiterapia de próstata con semillas de I-125 Braquiterapia de próstata con semillas de I-125
Braquiterapia de próstata con semillas de I-125 Braquiterapia de próstata con semillas de I-125
Braquiterapia de próstata con semillas de I-125 Braquiterapia de próstata con semillas de I-125
Braquiterapia de próstata con semillas de I-125 Braquiterapia de próstata con semillas de I-125

Reduce el alto riesgo y los efectos secundarios

Este tratamiento de braquiterapia de próstata permite mejorar la calidad de vida del paciente y, por supuesto, su salud. ¿Cómo? Las fuentes radioactivas que irradia se focalizan prácticamente al 100% sobre la zona que se necesita tratar, evitando efectos secundarios mayores que los mínimos. Esto se traduce en un mayor bienestar para el cliente, pero también en mayor eficacia para actuar sobre la glándula prostática con este tratamiento de braquiterapia prostática. Reduce el alto riesgo y los efectos secundarios, así como la incontinencia urinaria. Un tratamiento seguro y eficaz.

Contáctenos para solicitar más información sobre este tratamiento contra el cáncer.

logos mutuas imor
logos mutuas imor
logos mutuas imor
logos mutuas imor